Cómo Mejorar Tu Comunicación No Verbal

Elevator Pitch

Y Consolidar Tus Relaciones Profesionales

TODO Comunica. No lo decimos nosotros. Ya lo dijo hace muchos años un investigador de la Comunicación, Albert Mehrabian.

Mira este gráfico que habla de los ingredientes de la comunicación:

Elevator Pitch

Las Palabras representan un 7% de toda tu Comunicación.

La Voz, el 38%.

Y el ingrediente GANADOR es el Lenguaje No Verbal, con un 55%.

Muchos empresarios se llevan las manos a la cabeza. ¿Cómo? ¿Qué lo que digo con mis palabras importa tan poco?

Pues sí, es la realidad.

También es verdad que dependerá del ambiente en el que te mueves.

Pongamos un caso fuera del sector empresarial. Por ejemplo, un Congreso de Médicos en donde se hacen revelaciones importantes tendrá más porcentaje de discurso verbal que de los otros ingredientes. Aún así, si la voz y la entonación denota seguridad, aportará credibilidad al orador.

Pongamos ahora un caso empresarial. Un evento en el que los empresarios hacen reuniones 1 a 1 sentados en una silla, tendrá menos porcentajes de lenguaje no verbal porque están sentados y no se les ve gran parte de su cuerpo. Aunque habrá ingredientes de la comunicación como la presencia y la escucha activa que influirán en la calidad de la conversación y en el desarrollo de la misma.

Y así seguiríamos:

Una comunicación telefónica no es lo mismo que una presencial. Un evento online no es lo mismo que uno presencial.

Centremos pues el tema. Aunque en la mayoría de los casos, los porcentajes de Mehrabian se podrían cumplir, en otros variarán en función de los factores acerca del canal de comunicación.

En general, sí se puede afirmar que TODO COMUNICA y que el lenguaje no verbal importa y mucho.

Aprende a continuación, claves para mejorar tu comunicación no verbal o lenguaje corporal en situaciones empresariales:

En reuniones:

#1 Haz contacto visual: No hay nada más incómodo que estar sentados en una mesa y que la otra persona te hable y no te mire a los ojos. Eso sí, no se trata de mirada fija, se trata de tener una mirada tranquila y que de confianza.

#2 Postura en la silla: Siéntate con la espalda recta. No se recomienda estar recostado sobre la silla o sobre la mesa. Denota que no estás involucrado en la reunión.

#3 Manos visibles: Tus manos siempre visibles. ¿Recuerdas lo que te decían tus padres de pequeño en la mesa? Pues, aquí lo mismo. Si ocultas tus manos debajo de la mesa, el mensaje es precisamente ese, estoy ocultando algo. Si ocultas algo, no eres de fiar.

Con tu equipo

#1 Sonrisa: Sonríe de forma natural al encontrarte con un miembro de tu equipo, sonríe cuando entres por la puerta de tu oficina, muestra una sonrisa de tranquilidad y transmitirás calma. Y un ambiente tranquilo favorece la motivación de todos.

#2 Menos barreras: Seguramente, si eres líder, tendrás un sitio reservado o despacho en la oficina, te lo mereces. Sin embargo, intenta acercarte a tu equipo eliminando barreras. Ejemplo: si vienen a verte, sal de detrás de tu mesa, incorpórate y salúdales de pie, dándoles la bienvenida. Otro ejemplo: cuando estés sentado enfrente de alguien de tu equipo, si la mesa te lo permite, no te sientes de frente, siéntate en la silla más cercana para precisamente eso, mostrar cercanía.

#3 Palmas abiertas: No cierres tus manos, no cierres tus brazos, no te cierres o demostrarás a tu equipo que no te abres a su colaboración. Un lenguaje corporal que motiva y hace equipo es un lenguaje amplio y abierto.

En eventos

#1 Aspecto físico: Infórmate con antelación sobre el evento que vas a asistir. Casi todo lo que cubre tu cuerpo es ropa. Y tu ropa, tu forma de vestir, tu peinado, debe ir en consonancia con la imagen que quieres dar, con el sector al que perteneces y con el tipo de evento al que acudes. Tu estilo comunica. Seguimos teniendo solo una ocasión para causar una primera buena impresión.

#2 Apretón de manos: Es lo primero que harás cuando saludes a otra persona en un evento. Lo ideal es que extiendas tu mano de forma vertical y firme, nunca de forma inclinada. Y será mejor que ambas manos, la tuya y la de la otra persona, queden igual de verticales y relajadas. También es importante mantener la distancia física adecuada, aunque esto es un tema cultural, si te acercas demasiado a alguien puede sentirse intimidado y/o agredido.

#3 Interés genuino: Es algo que uno de los maestros de la comunicación, Dale Carnegie, recordaba siempre. Ten un interés genuino en la otra persona. Lo haces con una mirada sincera, una sonrisa agradable, escucha empática y presencia activa en la conversación. Más abajo hablamos de la sonrisa y de la mirada, pues es algo que debe practicarse en cualquier situación.

#4 Tu presentación: Lo habitual en eventos es presentarte y explicar a lo que te dedicas de forma breve. Por eso es bien importante utilizar las palabras correctas en el orden correcto, eso es lo que llamamos tener un buen Elevator Pitch. Sin embargo, en esos apenas sesenta segundos en los que te presentas también influye cómo te expresas. Hay personas que cuando hablan de su trabajo, empresa o proyecto les brota la pasión y les brilla los ojos. Otros, sin embargo, son como robots, hablan correctamente pero no transmiten expresión alguna. ¿Quién crees que va a dejar huella?

“La tonalidad y el lenguaje corporal determinan que la palabra Hola signifique un simple reconocimiento, una amenaza, una humillación o un agradable saludo.” John Grinder

¿Quieres conocer más claves para mejorar tu comunicación? Haz clic a continuación para ver gratis el vídeo «5 Claves para dejar huella en 1 minuto» y descubre cómo crear un Elevator Pitch Impactante (o breve discurso de presentación) para ampliar tu red de contactos y clientes.

En este video descubrirás:

  • Las 5 claves para diseñar un discurso que deje huella en la persona o personas que lo escuchan
  • La fórmula para hacer un elevator pitch eficaz y persuasivo
  • Cómo conseguir el efecto WOW, QUIERO SABER MÁS, en la otra persona.

Gracias por leernos 😉 ¡Éxitos y hasta pronto!

Noticias relacionadas